Grave atasco de Meade en el PRI Nacional: Miguel Castro hace olvidar a Arturo Zamora en Jalisco

Por:  |  0 Comentarios

Iván García Medina
Tiene ya un mes y tres días que Miguel Castro Reynoso fue destapado como precandidato único del PRI a la gubernatura de Jalisco y ni por asomo su participación en la contienda es cuestionada o puesta en duda como la de José Antonio Meade, el precandidato presidencial de su partido, a quien las encuestas mandan desde ahorita al tercer sitio y los rumores lo envían a su casa porque no puede con el paquete. Castro Reynoso, no, por el contrario, el priismo que parecía consentir mucho al senador con licencia Arturo Zamora ha hecho “olvidar” de inmediato al líder nacional de la CNOP y avanza en unidad.
A eso se ha dedicado Miguel Castro en este mes, a armar la batalla, a ver a los líderes regionales y locales de todos los sectores de su partido, a visitar a los militantes y a tratar de recomponer lo que le ha entregado el aristotelismo.
Hoy lunes 15 de enero del 2017, el diario Mural publica que: “El PRI Jalisco aprobó ayer la ruta que seguirá durante los próximos seis años.
En sesión extraordinaria de la Comisión Política Permanente, el Consejo Político del partido avaló la Plataforma Electoral 2018-2024, que contiene los planes y propuestas para sus campañas y que, aseguraron en un comunicado, fue hecho en conjunto con la sociedad.
A la reunión asistieron el Gobernador, Aristóteles Sandoval, y el precandidato a la Gubernatura, Miguel Castro, quien dijo que las propuestas se diseñaron con la intención de dar resultados”.

Más allá de lo que haya resultado en esa sesión extraordinaria priista, lo relevante es que Miguel Castro va bien, para lo que le alcance. Pasado un mes, no ha chocado inútilmente con Enrique Alfaro, el aspirante de MC al gobierno jalisciense, y puntero en las más recientes encuestas electorales difundidas; en el PRI no se le resisten, y acaso falta solamente el inicio de la campaña para que empecemos a ver al candidato Castro que en los hechos, ya es el líder moral, único, del priismo jalisciense, como lo fue Zamora cuando alcanzó la candidatura a gobernador, o como Aristóteles cuando fue nominado.
Si no se da pronto el corte del cordón umbilical con el pequeñito gabinete del Gobierno del Jalisco, Castro va a cargar con todos los negativos de este casi decenato de Aristóteles.
Leamos algunas cosas que han atascado o empantanado a José Antonio Meade en el PRI Nacional, cosas que pueden detener a Castro y que hoy el columnista de El Universal Salvador García Soto publica en su columna Serpientes y Escaleras: “Y en la tercera posición, que no avanza y se rezaga en la mitad de estas precampañas, aparece el candidato de la coalición PRI-PVEM-Panal, José Antonio Meade. Las razones y los análisis del estancamiento ya evidente del candidato oficialista en las encuestas abundan y son coincidentes: desde errores en la estrategia, exceso de “generales” en su equipo, debilidad del discurso y mala proyección del candidato, rechazo social y desgaste de la marca PRI y el gobierno de Peña Nieto, división interna y pugnas entre liderazgos del priismo y el gabinete, y un virtual “secuestro” de Meade por el grupo itamita encabezado por Luis Videgaray”.
Gane o pierda, Miguel Castro fue el único que aceptó esta candidatura, por tanto, es ya el responsable de conducir a los priistas a buen puerto, y responder en los próximos tres años al menos, por su institución. No se ven “miguelistas” en los listados de precandidatos priistas pero aún es tiempo de que empiece a meter la mano o…

@ivangarme

Seguro ya conoces el nuevo Audi_A6 ? Ver...

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *