Primera implosión: cae ‘favorito’ para Fiscalía Anticorrupción y viene escándalo por dedazo en la ASEJ

Por  |  0 Comentarios

Iván García Medina

Los políticos siguen pensando en el dedazo como única fórmula para hacer sus designaciones. Acaso lo quieren disfrazar con una puesta teatral pésima y entonces todo se les viene abajo, suceden las implosiones, en lugar de hacer estallar una bomba en terreno adversario les explota en su propio cuartel y eso pasó con la terna del Fiscal Anticorrupción que se cayó, -o que la tiró- el gobernador Aristóteles Sandoval por esas cosas que le ocurren siempre.

Con todo sentido, El Informador publica hoy en su columna Allá en la fuente un diagnóstico de lo que ocurrió y lo que lo pudo haberlo causado. Leamos: “De reversa, Aris
“El gobernador metió reversa a su propuesta para fiscal anticorrupción.
“Presumió que fue un acto de sensibilidad ante el reclamo de organizaciones civiles, que criticaron la inclusión en la terna del presidente del Colegio de Notarios, Adrián Talamantes, quien no se sometió a la evaluación del Comité de Participación Social.
“Lo que no explicó el mandatario es por qué lo contempló en su planteamiento original y qué razonamiento estuvo detrás para proponerlo, aunque ya sabía que no atendió la invitación del Comité.
“Aristóteles Sandoval también soslayó, qué conveniente, hacer comentarios sobre el posible conflicto de interés con la candidata mejor evaluada que trabaja en la Secretaría General de Gobierno.
“Teoría sospechosista: Aristóteles aventó, no sin cierta alevosía, una terna polémica e inelegible (sic), con la intención de fundir a los candidatos.
“Sacrificó así a su funcionaria, que por cualquier lado ya estaba perdida, pero también paró en seco a Talamantes, un aspirante agradable a los naranjas y con posibilidades.
“Primera jugada de pizarrón”.

Bueno, si asumimos que siempre que se lanza una convocatoria se hace porque ya hay candidato indiscutible -sea licitación de obra pública, de compra, de elección de candidato partidista, etc.- no habría razón para que algún actor se haya arrepentido al cinco para las doce. El caso es que Adrián Talamantes Lobato, el presidente del Colegio de Notarios a quien le habían prometido el cargo, ya no va a ser el fiscal anticorrupción como habían acordado PRI, PAN, MC, UDEG, etcétera. Ahora hay más inelegibles como en el caso de la ASEJ donde por el lado que le busquen hay favoritos impedidos por la ley la razón para ser auditores. En todo este caos vale la pena reflexionar si no se hace algo más de fondo en Jalisco para que salgamos adelante en paz y sin la maldita bota que a veces se ponen los gobernantes para patear al pueblo que solo reclama decencia. Elijan a quien quieran, ¡pero háganlo bien!

happywheels

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *