Aristóteles, Gobierno de Jalisco, los moches, los Bejaranos ¡y la Contralora Tere Brito!

Por  |  0 Comentarios

Iván García Medina

Hoy martes 18 de julio, afloró la política ‘tributaria’ en el Gobierno de Jalisco, esta vez en la ‘noble y honesta’ secretaría de Turismo, donde quedó claro que su titular Enrique Ramos Flores anda en lo suyo, y lo suyo, lo suyo, es el turismo, pero no su oficina. Resulta que como Andrés Manuel López Obrador tenía en la CDMX a su secretario particular René Bejarano para hacer tours recaudatorios de esos que no dan recibo, pues el secretario turístico Ramos Flores tiene a su secretario particular Guido Bugarín para mochar y ordeñar ilegalmente sobres de nómina de los trabajadores.

¡Ándele! Como si fueran cárteles. Pues el cartel de Ramos Flores, que tiene como comandante al Z Bugarín, ha sido pillado formalmente ¡cobrando por el derecho a trabajar!

Mural publica hoy esta triste historia: “Laborar para el sector público no fue como Susana lo esperaba.

“En la Secretaría de Turismo de Jalisco (Secturjal) para acceder a su puesto, aseguró que le fijaron una cuota de su sueldo y prestaciones.

“Cuando ya no quiso pagar, dijo, la corrieron -su último cheque se emitió el 21 de junio- y el 6 de julio presentó una queja ante la Contraloría estatal, de la cual MURAL tiene copia.

“Susana empezó a laborar como coordinadora técnica en el despacho del titular de la Secturjal, Enrique Ramos, y su primer pago fue en septiembre de 2014, según la nómina.

“Expuso que le dejaron en claro que cada quincena debía darle 3 mil 200 pesos de su salario al secretario particular de Ramos, Guido Adalberto Bugarín Torres y una cantidad proporcional de sus prestaciones.

“No le pareció irregular, pues Bugarín Torres le explicó que mientras ganaba experiencia y luego recibiría el sueldo completo de 8 mil 693 pesos brutos quincenales.

“Susana presentó una queja ante la Contraloría. Refiere que hay otros dos casos similares al de ella, pero no denuncian por temor al despido”.

Bien. Al aflorar este asco de pésimo servidor público, al revivirse en el Gobierno del Estado lo que pasaba en el ayuntamiento de Guadalajara donde se documentó debidamente que la entonces secretaria de desarrollo social Claudia Delgadillo cobraba moches a “sus trabajadores” -por cierto hoy ella es una de las más prósperas aristogatas-, hechos que aún existen en youtube, y en las principales hemerotecas, entonces queda claro que lo mejor que hizo dentro de su administración el gobernador en esta segunda mitad de su mandato sexenal, es haber removido de la Contraloría al demagogo Juan José Bañuelos Guardado y nombrar en su lugar a Teresa Brito.

Queda claro que al aceptar ese cargo, Teresa Brito entendió plenamente lo que quería el Gobernador Aristóteles Sandoval al ponerla ahí a cuidarles las manos y las uñas largas a todos sus colaboradores.

La Contralora tiene fama de recia. Hasta implacable, pero su gran pregunta podría ser ¿y por qué tenía que venir yo aquí? Los funcionarios tendrían que preguntarse: ¿Por qué la habrá nombrado Aristóteles? Y el gobernador puede estar tranquilo porque ha detenido a una bola de pillos que ya no hacen de las suyas en este tramo de su administración porque la Contralora los trae a raya, pero a los que andan sueltos como Bugarín, a esos sí, a esos hay que ponerles un gran escarmiento porque eso de que: “que me lo comprueben”, ya nos hartó.

 

happywheels

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *