‘Convence’ Pablo Lemus a su pandilla de Movimiento Ciudadano para despojar de predios a Zapopanos

Por  |  0 Comentarios

Iván García Medina
Lo ha dicho A Fondo una y otra vez: el voraz alcalde de Zapopan vía Movimiento Ciudadano de Jalisco, Pablo Lemus Navarro, de pésima reputación en el medio empresarial y político de Jalisco, ha avanzado y está a punto de meterse al bolsillo una millonada y a la pandilla, que no planilla, de regidores del partido naranja que iban a “cambiar la historia” -lo cual harán pero negativamente-: van a vender estratégicos terrenos propiedad de los zapopanos -que integran el escaso patrimonio del ayuntamiento-, para despilfarrarlos en una obra faraónica, e innecesaria.
Hoy domingo 16 de julio, el diario Mural difunde en su columna Cúpula los cimientos de un gran atraco que todos ven y al que nadie, pero nadie, se le atraviesa: “A MEDIA SEMANA, varios ediles emecistas andaban inconformes por el proyecto del Parque Zapopan Central.
“Y ES QUE consideraban que los siete terrenos que quiere vender el Municipio para hacerse de 772 millones de pesos para financiar el Parque, estaban cotizados por abajo de su valor real.
“PUES BIEN, HUBO diálogo y los regidores que no simpatizaban con el proyecto ya aprobaron la subasta de los terrenos, que tendrá como base precios más altos de los previstos, gracias a que se integraron más avalúos y se acordó que el precio base fuera un 10% arriba de la cotización más alta”.

Bueno, la oposición en Zapopan no existe, todos calladitos, el depredador presidente municipal los ve más bonitos. Prueba de ello es la holgura que regidores priistas como Chava Rizo traen y se la viven organizando y disfrutando en fiestas en los lugares más exclusivos de Zapopan, que sacando cuentas no le alcanzaría con lo que gana como regidor ni forma parte del ritmo con el que vivía.
Mientras tanto los habitantes de Zapopan serán despojados de los terrenos que tienen mucho más valor, aún con el 10 % del incremento y está muy claro que a regidores, y diputados incluyendo a altos funcionarios del gobierno de Jalisco algo muy suculento les convenció porque no están idiotas para no entender que no es el precio pactado, sino que no hay ninguna necesidad municipal que obligue al ayuntamiento a deshacerse de sus riquezas solo porque su presidente Pablo Lemus no cobra impuestos como debe, incluso los “perdona”, siendo un tirano -sospechoso-.
Ni aunque fuera para hacer hospitales se entendería, primero porque Lemus es un truhán, segundo porque las reservas territoriales no son para que cada alcalde las dilapide. Cuando Lemus se vaya el que llegue va a vender hasta los accesos a la ciudad.
Pero a toda acción hay una reacción.
Al tiempo.

happywheels

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *