De médico a fontanero; las miserias de Alfonso Petersen, amante de las cañerías y fango en el PAN

Por  |  0 Comentarios

Iván García Medina
¡Qué triste fin tuvo la carrera política del doctor Alfonso Petersen! De presidente municipal y aspirante a la gubernatura , a regidor con funciones de destapa caños. Lo suyo, lo suyo, es el fango, los retretes de la política y en lo que va de la actual administración, ha hecho tres cosas de profunda bajeza política en el ayuntamiento de Guadalajara: criticar por sistema a Salvador Caro Cabrera, comisario de la policía, para cobrarle -según él- las críticas que le hizo en su corrpttísima gestión como presidente municipal de Guadalajara; firmarle a Juan José Frangie un oficio vergonzoso para que le concesionaran fast track -y se hizo- la Plaza Tapatía para alcoholizar gente y firmarle a Juan José Frangie un oficio para que se investigue un edificio en el cual es socio el presidente de Coparmex Mauro Garza. ¡Hágame usted el favor!
A eso se ha dedicado. Cuando hay que hacer un trabajo sucio, meterse al lodo, a las heces fecales, al drenaje.
Veamos La Jornada de 20 de marzo del 2016 y ahí en ese negocio sucio está el fontanero Petersen: “Grupo Darmar, que administra el restaurante, ingresó su solicitud de renovación de concesión por otros 10 años apenas (sic) el pasado 25 de febrero, donde las dependencias municipales involucradas trabajaron con agilidad para avalar el permiso.
“El 27 de febrero, la dirección de Movilidad y Transporte realizó una visita técnica de campo y en el oficio 3794 del 3 de marzo emitió un dictamen favorable. Ese mismo día la dirección de obras públicas emitió el oficio 297/2016 en el que informa que “no se tiene contemplado realizar alguna obra pública en esa zona”.
“El 29 de febrero pasado, la solicitud fue turnada a la comisión de patrimonio municipal del ayuntamiento, para su análisis. Para el 4 de marzola dirección jurídica (oficio DJM/DJCS/CC/224/2016) decretó que “no existe inconveniente para que se autorice una nueva concesión”.
“…Y tampoco tiene adeudos
“El 8 de marzo la tesorería municipal informó al ayuntamiento que la citada empresa no tenía adeudos por la concesión, a pesar que operó durante los últimos tres años (sic) sin renovarla, pues originalmente se le cedió el espacio en agosto de 2003. “Estableció que por día se debía cobrar 6.50 pesos por metro cuadrado.
“Aunque la propuesta de Frangie era renovar la concesión por otros 10 años, finalmente a iniciativa de la bancada panista (sic) quedó en sólo dos años. “Regidores del PRI manifestaron extrañeza por la celeridad que se dio a la solicitud de Frangie, que contrasta no sólo con la intolerancia al uso del espacio público para los ambulantes en el primer cuadro, sino a las trabas burocráticas que sufren otros comerciantes para renovar sus licencias”.

Bueno, ese día, en el diario NTR se habla de la concesión express a Franfie y ahí ya no se dice que a propuesta panista sino que publicó el nombre de quien le hizo el favor a los de MC en el ayuntamiento, y adivinó usted, el trabajo sucio le tocó a Petersen: “En menos de dos semanas, el Ayuntamiento de Guadalajara avaló entregar en concesión la explotación de un espacio en la Plaza Tapatía, a fin de que pueda operar un restaurante del Grupo Darmar.
Este negocio, ubicado a un costado del Centro Joyero, tenía tres años operando sin permiso, ya que la concesión venció en 2013.
El dictamen original preveía una explotación del espacio por un plazo de 10 años, pero a propuesta del regidor del Partido Acción Nacional (PAN) Alfonso Petersen Farah (sic), se determinó reducir el tiempo a dos años”.
Bueno, hace días, Frangie volvió a pedir al de las cañerías de la política, al fontanero diestro en el lodo y las heces fecales, Petersen Farah, que metiera otro oficio, y no para investigar torres colosales en la calle a la que hace alusión, no para ordenar Puerta Guadalajara, no para revisar todos los permisos que él otorgó irregularmente, no para revisar los pagos desorbitados y corruptos a los dueños de casas en el entorno del Parque Morelos para su Villa Olímpica, no. No para eso, sino para revisar solamente un edificio de 4 niveles y terraza del cual es socio el actual presidente de Coparmex.
Veamos parte del oficio: “Con fecha 19 de abril del año en curso, acudieron a mi oficina vecinos (¡) de la calle Rioja, mismos que expusieron su inconformidad y a la vez desesperación (¡) por las 4 (sic) cuatro acciones urbanísticas que se están llevando a cabo o se ejecutaron bajo autorizaciones que se encuentran fuera de las normas establecidas en el Plan Parcial de Desarrollo Urbano correspondiente a la zona.
“Que de las acciones urbanísticas antes citadas, dos de ellas fueron sujetas al trámite bajo las Disposiciones Administrativas de Aplicación General que Regulan los Mecanismos de Compensación, Indemnización y Mitigación por Acciones Urbanísticas en el Municipio de Guadalajara y otra es la que se encuentra suspendida por orden del Tribunal Administrativo del Estado de Jalisco, derivado de un Juicio de Lesividad interpuesto por este Ayuntamiento.
Así las cosas, la acción urbanística a la que nos referiremos (sic) en esta Iniciativa es la que se encuentra en el número 2914 de la calle la Rioja y que tiene algunas características que a simple vista son irregulares, además de la excedencia en los coeficientes, como lo son la violación a restricciones y las ventanas laterales que dan hacia la propiedad privada, presentándome copia de un documento con firmas de varios vecinos que se anexa a la presente Iniciativa”.
Bien, ese es el fontanero Alfonso Petersen Farah. Hace trabajos sucios de la política. Se presta a todo. Cuando haya que meterse a las heces, llámele, no debe cobrar caro.

happywheels

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *