Fuego amigo en la IP: Ataca a Grupo Coparmex hasta Pablo Lemus y exCesjales, pero va por gubernatura

Por  |  0 Comentarios

Iván García Medina
Tres cosas les faltan a los empresarios y sus aliados que decidieron atacar a la Coparmex y a su presidente Mauro Garza gastando pólvora en infiernitos Se llama timing, y de plano no lo tienen. Se llama estrategia y no la tienen. Se llama análisis y no lo hacen. En cambio el Grupo Coparmex, el que no está de acuerdo con las ratotas de Oscar Benavides que forzaba contratos multimillonarios a alcaldes de servicios fantasma; se trata de Pablo Lemus, que está lleno de denuncias penales y pésima fama de defraudador; se trata de Juan José Frangie, que ayuda a mecer la cuna; se trata de Enrique Michel Velasco que creyó poder madrugar a las cúpulas empresariales haciéndose a la candidatura a gobernador de Morena desde el CESJAL; se trata del gurú de los mazapanes. Y perdieron.
El Grupo Coparmex ya se hizo de la candidatura a Gobernador por el PAN, ya están jugando no contra Andrés Manuel López Obrador pero sí a favor de Ricardo Anaya. Quien pierda, va a sufrir las consecuencias.
Y no creo que pierda el Grupo Coparmex. Quienes decidieron rascarle las amígdalas al león de la Coparmex Mauro Garza no se fijaron que ni era el momento, ni era la estrategia adecuada, ni analizaron que no se puede golpear impunemente al dirigente estatal de la agrupación mientras esté al frente, quienes se aceleraron, la van a pagar caro si pierden, según analistas consultados por A Fondo.
A Mauro Garza le han inventado una torre que no tiene. Juzgan un simple edificio de oficinas, no una torre, como tal. Le han atribuido ser dueño de un edificio y solo es socio, entiendo que minoritario por lo que han incurrido en calumnia. Mauro Garza no participó en la sociedad de esta construcción para lucrar sino para instalar parte de sus empresas ahí. No usó a la Coparmex. No robó nada como Lemus o Benavides. Y finalmente, Guadalajara no es un rancho para que solo haya casas de un piso u oficinas de dos niveles. La mitigación existe en las ciudades más avanzadas, las que crecen, las que tienen rascacielos.
Pero la guerra empezó. Creo que ni los que intentaron matar a la vaca, ni los que le detuvieron la pata, le midieron. Les va a salir implosión y no explosión.
Al tiempo.

happywheels

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *