Profunda crisis en PRI Jalisco: caras largas ante Aristóteles Sandoval

Por  |  0 Comentarios

Iván García Medina
Algo serio está pasando en el priismo jalisciense porque cada vez que los dirigentes y bancadas de partido se reúnen públicamente -ayer fue el caso-, abundan los rostros serias, largas, de derrota. Son caras de ¿What?
Ayer ocurriría que el buen juez por su casa empieza, según dice el refrán popular, y por eso al gobernador Aristóteles Sandoval ni en su casa partidista le creen sobre lo que dijo y pretende hacer del Sistema Estatal Anticorrupción.
Durante su anuncio, observamos caras largas en la mayoría de quienes lo acompañaron a ese teatro.
Hoy jueves el diario El Informador en una de sus notas habla sobre este cambio de rumbo del gobernador: “Aunque se preveía que la autonomía de la Fiscalía Anticorrupción sería uno de los temas que podría trabar la reforma para la creación del sistema local en la materia, el anuncio realizado ayer por el gobernador del Estado, Aristóteles Sandoval, permitiría coincidencias entre las fuerzas políticas.
“En mayo pasado, el Ejecutivo envió al Congreso el paquete de reformas anticorrupción en el que no se contemplaba (sic) la autonomía de la Fiscalía General, por lo que el próximo lunes enviará otra iniciativa para que ésta ya no dependa del Ejecutivo. Con ello se garantiza que tanto los delitos en general como aquellos relacionados con corrupción sean perseguidos por entes independientes.
“Durante el anuncio, el gobernador estuvo acompañado por los integrantes de la bancada priista y el dirigente estatal del partido, para destacar que los diputados del tricolor apoyarán la iniciativa”.

Bueno, al interior del gobierno de Aristogatos hay problemas. Hector Pizano, presidente del PRI Jalisco estaba enojado; Hugo Contreras, coordinador de la bancada priista estaba asustado y enojado.
Todos. En el PRI no hay ánimo de victoria. El gobernador no les entusiasma. Como que necesitan un apretón o un cheque para que sonrían.
O tal vez digan a nosotros sí nos van a meter al bote y al gobernador quizá no.

happywheels

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *