Risas unen a Javier Duarte y Aristóteles Sandoval: grandes frívolos

Por  |  0 Comentarios

Iván García Medina
Dos hechos sobresalieron ayer, y hoy lunes 17 de abril fueron muy comentados porque confirman que el PRI del 2017 ya no tiene nada bueno qué aportar. Uno, fue la risa siniestra de Javier Duarte, el consentido de Los Pinos, cuando fue aprehendido en Guatemala. El segundo, una foto que subió a sus perfiles el gobernador de Jalisco, buceando y como si el país no se les estuviera desmoronando a los priistas preguntando: “¿Ustedes a dónde fueron? ¿Cómo se la pasaron?”.
Todo esto en semana santa. Cada día se parecen más Duarte y Aristóteles.
Leamos esto de la columna Cúpula en el diario Mural hoy: “¿DE QUÉ se ríe Javier Duarte? Esa fue la pregunta obligada al ver al veracruzano sonriente, casi burlón, tras ser detenido en Guatemala.
“A LO MEJOR se reía del coraje que hará Miguel Ángel Yunes cuando se entere que Karime Macías ha sido prácticamente exonerada por el Gobierno federal.
“PARECIERA QUE NO fueron tomadas en cuentas las indagatorias de la Fiscalía de Veracruz que llevaron hasta los famosos diarios de la ex Primera Dama, en los que ‘decretaba’ abundancia económica para ella… y daba santo y seña de la red de complicidades de su marido”.

Duarte es el campeón del cinismo. Y el gobernador de Jalisco es el subcampeón, según leemos hoy en la columna La Tremenda Corte de Milenio a propósito de la inconsciencia del gobernador de Jalisco, que no sabe al menos dos cosas graves: 1, que hay furia social contra los gobernantes del PRI por sátrapas y 2, que hay gente que no tiene ni para ir al Parque Alcalde: “Aris buzo”.
“El que presumió sus habilidades para bucear fue el gobernador Aristóteles Sandoval en las redes. El mandatario dijo que se quedaba con esta foto como recuerdo de sus vacaciones en Puerto Vallarta. “¿Ustedes a dónde fueron? ¿Cómo se la pasaron?”, preguntó en Facebook”.

Ya falta menos. En el país solo 13 de cada cien votarían por el PRI. 87 de cada 100 no, jamás.
Viene una sacudida social grande y solo los frívolos de Semana Santa pueden estar riendo de lo que hacen, y presumiendo lo que han acumulado.
Hay gobernadores que antes de asumir sus cargos relevantes no solo no tenían traje de buzo, no. Ni siquiera tenían trajes de vestir, usaban uno solo, un negro a rayas blancas con mangas tocandoles los nudillos. Así hacían campaña, debían prediales, refrendos vehiculares, etc.
Pero ya se van.

happywheels

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *