Arrecian crisis y burlas a Forrest Gump Pablo Lemus y Augusto Valencia

Por  |  0 Comentarios

Iván García Medina
El miedo no anda en burro… Y así andan dos pillazos: el presidente municipal de Zapopan Pablo Lemus y el diputado Augusto “Porky” Valencia, con la cola entre las patas.
Hoy viernes 9 de septiembre, el diario Milenio narra en una de sus notas el temor que tiene Forrest Gump -no se cansa de correr por toda la ciudad- Pablo Lemus, de que le manden su cuenta pública con cargos.
Ocurre que a unos meses que inició su administración, ya trascendía que algo olía mal en los manejos del mal logrado empresario. Leamos: “Para el alcalde de Zapopan, Pablo Lemus Navarro, el endurecimiento de la auditoría a la administración municipal, reflejada en el envío de 30 auditores más para ampliar la revisión a la cuenta pública 2015, es una represalia del titular de la Auditoría Superior del Estado de Jalisco, Alonso Godoy Pelayo, porque le atribuye al primer edil la iniciativa para no renovarle en el cargo.
“Efectivamente me la atribuyó a mí y bueno pues, ahora lejos de papeles institucionales, lo que el señor Godoy pareciera intentar es una cuestión personal, una revancha, una venganza… Yo estoy muy tranquilo (sic)”, aseguró el presidente municipal en entrevista para MILENIO Radio”.

Bueno, lo dicho por el alcalde Lemus no tiene fundamento, pues la opinión o pronunciamiento que emita a favor o en contra en la reelección del auditor es totalmente irrelevante, pues eso solo es competencia del Poder Legislativo y lo que se entiende entonces es que es maniobra de Lemus para tomarlo como pretexto ante las irregularidades en su administración que ya debe haber documentado el cuerpo de auditores de la ASEJ.
Por otro lado el que ya no halla la Puerta es el cínico diputado de Movimiento Ciudadano Augusto Valencia que sin vergüenza alguna, es el hazme reír en el Congreso luego de ser descubierto con la lana entre las manos y hoy viernes el diario Mural en su columna Cúpula, describe bien la burla de la que es objeto luego de pregonar su falsa honestidad.
Leamos: “Show’
“Hay diputados que no pierden la oportunidad para buscar cámara en cuanto se pueda. La diputada Claudia Delgadillo aprovechó la metida de pata de Augusto Valencia al pedir un préstamo de más de 200 mil pesos sin el cobro de los intereses correspondientes, pues se unió al show de algunos jóvenes “espontáneos”, por cierto integrantes de las filas priistas, quienes a manera de burla organizaron una colecta en plaza Liberación. Lo recaudado le fue entregado al nada necesitado Augusto Valencia. Juntaron 52 pesos y pues Valencia no los quiso, él tiene 218 mil pesos, ojalá y fueran igual de creativos para ponerse a trabajar”.

Ni a quien irle de este par de saqueadores, hampones con corbata.

happywheels

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *